La Profecía de Daniel de las Setenta Semanas

Por Thomas Williamson
3131 S. Archer Avenue
Chicago, Illinois 60608

 


HOME

Artículos en Español

Articles
Miller Time: The End of the World on October 22, 1844!
One People of God, or Two?
Prophecies of Book of Revelation Fulfilled in 18th Century America?
Are We Living in the Laodicean Age?
God's Land Grant to the Jewish People - Conditional or Unconditional?
Essays In Old Testament Prophecy
Should We Promote the "Left Behind" Theology
Temple in Jerusalem With Animal Sacrifices—Next Event on the Prophetic Calendar?
Between Iraq and a Hard Place - A 21ST Century Commentary on Isaiah, Chapters 13 to 23
 Will There Be a Russian Invasion of Israel?
Got Perpetuity?
Daniel's Prophecy of the 70 Weeks
Is John’s Baptism for Today?
 Who Really Owns the Land of Palestine?
Will There Be a Great Falling Away?
A 21st Century Commentary on Galatians
Iraq in the Bible
Edom in Bible Prophecy
Did the Lord's Churches Baptize by Immersion Before the 17th Century?
What is the Role of the Jews in this Dispensation?
Future Schlock:
A Historical Perspective
To Whom Does the Land of Palestine Belong?
Promise Keepers
One Church Dictatorship Revisited
Resolution to Stand Against Promise Keepers
Is Repentance for Today?
Experiencing the Teaching of Henry Blackaby
Protestantism & Catholicism Declared Separate Religions
Accountability
The Case for Closed Communion
Will Christ Return by the Year 2000?
Have You Received the Baptism With the Holy Ghost?
The Universal Church Theory
Weighed in the Balances and Found Wanting
Revised 2005
Touch Not The Lord's Anointed
Is the Command For Today?
What the Roman Catholic Church Teaches

 

      La profecía de Daniel 9:24-27 es una de las profecías mas grandes en la Biblia.  Esta profecía dio a los judíos la fecha aproximada de la venida de su Mesías, el Señor Jesucristo.  Por esa razón, los judios buscaron la venida del Mesías 490 años después de la reedificación de los muros de Jerusalén, según la orden del rey Artajerjes al gobernador Nehemías en el año 445 AC (Nehemías 2:4-8).

      Las semanas en Daniel 9:24 son semanas de años, o períodos de 7 años.  Hallamos lo mismo en Génesis 29:27-30, donde “la semana” significa “7 años,” v. 30.  Setenta semanas son 490 años.  El cumplimiento de esta profecía, cuando Cristo vino a Su pueblo 490 años después del tiempo de Nehemías, es una prueba innegable de la inspiración divina de la Palabra de Dios.

      En Daniel 9:24 tenemos las profecías específicas que fueron cumplidas por Cristo cuando fue nacido en la tierra y crucificado por nuestros pecados.  Daniel dijo que el Mesías “terminará la prevaricación” o restringirá las transgresiones, lo que fue cumplido por la predicación del evangelio de Cristo.  Daniel dijo que el Mesías “pondrá fin el pecado.”  La palabra hebrea para “pecado” puede significar sacrificio por los pecados.  Cuando Cristo vino, terminó todos los sacrificios por los pecados - El ofreció una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, Hebreos 10:12, y quitó el pecado del mundo, Juan 1:29.  Daniel dijo que el Mesías “expiará la iniquidad.”  Hebreos 2:17 dice que Cristo ha expiado todos los pecados del pueblo.  Daniel dijo que el Mesías “traerá la justicia perdurable.”  Cristo ha sido hecho para nosotros justificación, 1 Corintios 1:30, Colosenses 1:20.  Daniel dijo que el Mesías “sellará la visión y la profecía.”  El cumplió toda la ley y los profetas, Mateo 5:17, Romanos 3:21.  Daniel dijo que dentro de 490 años, el Santo de los Santos sería ungido.  Cristo fue ungido por Dios para ser nuestro Salvador, Lucas 4:18, 21.

      Hay personas que piensan que el Anticristo debe ser manifestado dentro de las 70 semanas de Daniel, pero Daniel no dice nada acerca del Anticristo en esta profecía.  Es una profecía acerca del Señor Jesucristo, no acerca del Anticristo.

      Hay personas que piensan que el templo en Jerusalén debe ser construido otra vez durante las 70 semanas, pero Daniel no dice nada acerca de un templo nuevo en Jerusalén después de la destrucción del templo de Herodes por los romanos.  Esta profecía de Daniel es una profecía acerca del Mesías, y todo fue cumplido en Su primera venida para morir en la cruz por nuestros pecados.  Esta profecía no menciona un reino terrenal para el Mesías - la obra del Mesías es una obra espiritual, para expiar nuestros pecados, para reconciliarnos con Dios, para traer la justicia perdurable del reino de Dios.

      Daniel dijo en v. 26 que después de las 7 semanas y las 62 semanas, el Mesías se quitará Su vida, mas no por sí - Cristo murió por nosotros.  Entonces Daniel dijo que el pueblo de un príncipe, que había de venir, iba a destruir la ciudad y el santuario.  El príncipe que había de venir fue Tito, el general del ejército romano y el pueblo romano.  Cristo predijo la destrucción del templo y de la ciudad de Jerusalén en Mateo 24, y en el año 70 DC, Tito vino y destruyó la ciudad y el santuario.  Su fin fue con inundación que destruyó todo, y hasta el fin de la guerra duraron las devastaciones.  Se puede leer toda la historia de la destrucción del templo y de la ciudad de Jerusalén en la historia de Josefo.

      En v. 27 Daniel dijo que sería una persona que confirmará el pacto con muchos.  Esto no refiere al general Tito.  Todos estos versículos tratan del Mesías, y es el Mesías que confirmó Su pacto con muchos (no con todos) durante la última semana de las 70 semanas.  Hebreos 12:24 dice que Jesús es Mediador del nuevo pacto, un mejor pacto (Hebreos 8:6).  El ministerio de Cristo en la tierra duró 3 1/2 años, o una mitad de la última semana de 7 años.  Daniel dijo que a la mitad de la semana Cristo haría cesar el sacrificio y la ofrenda.  Cristo hizo cesar el sacrificio y la ofrenda cuando se murió en la cruz por nuestros pecados.  Mateo 27:51 dice que el velo del templo se rasgó en dos, para significar que no hay necesidad para sacrificios de animales nunca jamás, porque Cristo ha muerto por nuestros pecados. 

      Hay personas que piensan que Daniel 9:27 trata del Anticristo que va a venir en el futuro, va a confirmar un pacto con los judíos para 3 1/2 years, y luego va a quebrantar el pacto y destruir el templo.  Pero este versículo no menciona nada acerca de un quebrantamiento del pacto.  Es importante entender que este versículo fue cumplido por el ministerio de Cristo para una mitad de la semana, 3 1/2 años, y por Su muerte en la cruz para expiar la iniquidad.  Cristo vino y murió durante el período de las 70 semanas de Daniel, pero el Anticristo no vino durante este período.

      Hay personas que dicen que hay un espacio en el tiempo en medio de las 69 semanas y la última semana.  Pero Daniel no menciona tal espacio en el tiempo.  Si es permitido colocar un espacio en el tiempo entre la semana  69 y la semana 70, ¿por qué no podemos colocar un espacio en el tiempo entre las 7 semanas y las 62 semanas también?  No hace sentido colocar un espacio en el tiempo de 2000 años en esta profecía que cubre un período de   490 años.  Daniel 9 es una profecía cronológica acerca de la Primera Venida de Cristo, y no trata de los postreros días de nuestra edad.  Trata de los postreros días del Antiguo Testamento y la provisión de Dios de un Salvador para los judíos.  Tal vez Daniel pensaba que el Mesías vendría muy pronto, y por esa razón Dios le avisó que sería necesario tener paciencia y esperar la venida del Mesías para 5 siglos más.

      Cuando Cristo vino, El dijo en Marcos 1:15, “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio”  ¿Cuál tiempo fue cumplido?  El tiempo de 490 años, que fue predicho por Daniel, fue cumplido.  Es importante que entendamos que la profecía de Daniel fue una profecía literal, que todos los acontecimientos en Daniel 9:24 serían cumplidos en un espacio de 490 años literales.  Si añadimos un espacio en el tiempo de 2000 años o más entre los 490 años, destruimos el sentido literal de la profecía de Daniel, y hacemos de Daniel un profeta engañoso. 

      Si todos los acontecimientos de Daniel 9:24 no acontecieron entre los 490 años después de la salida del orden para restaurar y edificar a Jerusalén, Daniel fue un profeta falso.  Sabemos que Daniel no fue un profeta falso.  Dentro de los 490 años, el Mesías vino, terminó la prevaricación, puso fin al pecado, expió la iniquidad, trajo la justicia perdurable, selló la visión y la profecía de Daniel, y fue ungido por Dios.   El “cumplimiento de tiempo” mencionado por el apostól Pablo en Gálatas 4:4 fue el cumplimiento de los 490 años de Daniel.  Todo fue cumplido, y por esa razón Cristo dijo en la cruz, “Consumado es,” Juan 19:30.

      Hay personas que piensan que los 490 años no fueron cumplidos con el ministerio de Cristo, porque todavía hay pecado en el mundo.  Esta es la verdad, pero todavía habrá pecado en el mundo durante el milenio, todos están de acuerdo que el cumplimiento de los 490 años no se extiende hasta el fin del milenio.  Daniel no dijo que no habría pecado en el mundo después de la venida del Mesías.  Dijo que el Mesías expiará todos los pecados, y Cristo expió la iniquidad en Su primera venida. 

      Hoy día hay personas que piensan que los judíos modernos deben destruir la mezquita musulmán en Jerusalén y construir un templo judío con sacrificios de animales, y se dice que esto fue predicho por Daniel en Daniel 9:27.  Pero Daniel 9:27 no dice nada acerca de la construcción de otro templo en Jerusalén en los postreros días.  Daniel predijo la destrucción del Templo por los romanos en el año 70 DC.  Esta destrucción fue determinado por Cristo en Mateo 23:38, “He aquí, vuestra casa os es dejada desierta,” y Mateo 24:2, “¿veis todo esto? [el templo] De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.”  El desolador, el general romano Tito, vino para destruir el templo en 70 DC, en acuerdo con la profecía de Cristo en Mateo 24:34, que todo sería cumplido antes de la desaparación de aquella generación.  Daniel no menciona ningún otro templo después del templo de Herodes que fue destruido en Daniel 9:27.  Tal vez algún día habrá otro templo judío en Jerusalén, pero la reedificación del templo no es necesario para cumplir la profecía de Daniel.  Daniel profetizó solamente acerca de la destrucción del santuario después de la muerte del Mesías, y no dijo nada acerca de la reedificación del templo.  Nuestro deber es concentrarnos en la Gran Comisión y la edificación de las iglesias cristianas en la tierra, no en un templo judío.

Hit Counter

VISITORS