¿Debemos Predicar un Mensaje Positivo?

Por Thomas Williamson
3131 S. Archer Avenue
Chicago, Illinois 60608

 


HOME

Artículos en Español

Articles
Miller Time: The End of the World on October 22, 1844!
One People of God, or Two?
Prophecies of Book of Revelation Fulfilled in 18th Century America?
Are We Living in the Laodicean Age?
God's Land Grant to the Jewish People - Conditional or Unconditional?
Essays In Old Testament Prophecy
Should We Promote the "Left Behind" Theology
Temple in Jerusalem With Animal Sacrifices—Next Event on the Prophetic Calendar?
Between Iraq and a Hard Place - A 21ST Century Commentary on Isaiah, Chapters 13 to 23
 Will There Be a Russian Invasion of Israel?
Got Perpetuity?
Daniel's Prophecy of the 70 Weeks
Is John’s Baptism for Today?
 Who Really Owns the Land of Palestine?
Will There Be a Great Falling Away?
A 21st Century Commentary on Galatians
Iraq in the Bible
Edom in Bible Prophecy
Did the Lord's Churches Baptize by Immersion Before the 17th Century?
What is the Role of the Jews in this Dispensation?
Future Schlock:
A Historical Perspective
To Whom Does the Land of Palestine Belong?
Promise Keepers
One Church Dictatorship Revisited
Resolution to Stand Against Promise Keepers
Is Repentance for Today?
Experiencing the Teaching of Henry Blackaby
Protestantism & Catholicism Declared Separate Religions
Accountability
The Case for Closed Communion
Will Christ Return by the Year 2000?
Have You Received the Baptism With the Holy Ghost?
The Universal Church Theory
Weighed in the Balances and Found Wanting
Revised 2005
Touch Not The Lord's Anointed
Is the Command For Today?
What the Roman Catholic Church Teaches

 

Hoy día se dice que debemos predicar a la gente en una manera positiva. Se dice que debemos evitar predicación negativa. El espíritu moderno acentua la necesidad de predicar solamente las cosas que los pecadores quieren oír.

Pero es claro en la palabra de Dios que es necesario algunas veces predicar un mensaje "negativo," un mensaje que reprende los errores y los pecados de nuestros oyentes, para su bienestar.

En 1 Reyes 22 leemos la historia de dos predicadores, Sedequías hijo de Quenaana, un predicador positivo, y Micaías, un predicador "negativo."

Sedequías predicó el mensaje que el rey de Israel, Acáb, quería oír, un mensaje de "salud y riquezas," prometiendo que Acáb tendría éxito en su campaña militar contra Siria. Su predicación no fue basada en la palabra de Dios, sino en un voto representando las opiniones de los líderes políticos de Judá e Israel y de los 400 profetas falsos en la corte de rey Acáb. Sedequías era como los predicadores falsos de hoy, que hacen un estudio de las opiniones de los incrédulos en su vecindario, para determinar cual tipo de mensaje deben predicar y cual tipo de música mundana deben presentar en sus iglesias para el entretenimiento de los pecadores.

Para agradar a sus oyentes, Sedequías predicó un mensaje agradable y "positivo." Y Sedequías hijo de Quenaana se había hecho unos cuernos de hierro, y dijo: Así ha dicho Jehová: Con estos acornearás a los sirios hasta acabarlos. Y todos los profetas profetizaban de la misma manera, diciendo: Sube a Ramot de Galaad, será prosperado; porque Jehová la entregará en mano del rey." - 1 Reyes 22:11-12.

Había la expectación que Micaías sería un predicador positivo también. "Y el mensajero que había ido a llamar a Micaías, le habló diciendo: He aquí que las palabras de los profetas a una voz anuncian al rey cosas buenas; sea ahora tu palabra conforme a la palabra de alguno de ellos, y anuncia también buen éxito." (1 Reyes 22:13). Hoy día, nuestra sociedad demanda lo mismo de los predicadores del evangelio, que prediquemos solamente "cosas buenas" y "buen éxito" a los pecadores impenitentes.

Micaías rehusó a predicar este mensaje "positivo," diciendo, "Vive Jehová, que lo que Jehová me hablare, eso diré." (1 Reyes 22:14). Al rey Acáb, Micaías predicó un mensaje de advertencia y amonestación, diciendo, "Y ahora, he aquí Jehová ha puesto espíritu de mentira en la boca de todos tus profetas, y Jehová ha decretado el mal acerca de ti." (1 Reyes 22:23).

Sedequías respondió a esta predicación fiel de Micaías en una manera muy negativa: "Entonces se acercó Sedequías hijo de Quenaana y golpeó a Micaías en la mejilla, diciendo: ¿Por dónde se fue de mí el espíritu de Jehová para hablarte a ti?" (1 Reyes 22:24). Los predicadores "positivos" no tienen ninguna palabra de reprensión para los pecadores ni para los maestros falsos, pero siempre atacan a los predicadores fundamentales, los que son fieles a la palabra de Dios, en una manera "negativa."

El rey Acáb rechazó el mensaje negativo de Micaías y siguió el mensaje "positivo" de Sedequías, pero este mensaje agradable de Sedequías costó la vida de Acáb, porque fue derrotado y matado en la batalla contra los sirios, 1 Reyes 22:34-38. Si Acáb hubiera escuchado el mensaje "negativo" de Micaías, hubiera salvado su vida.

Asimismo, los pecadores hoy día salvarán sus almas si escuchan el mensaje de los predicadores fieles que predican acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero, pero perderán sus almas si escuchan el mensaje falso de los predicadores "positivos" que prometen éxito y "buenas cosas" para los pecadores impenitentes.

La mayoría de la predicación en el Antiguo Testamento y en el Nuevo Testamento es "negativa" según los conceptos modernos de los incrédulos. Por ejemplo, el apóstol Pablo en su epístola a los romanos gastó mucho tiempo en condenar a los sodomitas, fornicarios, avaros, homicidas, necios y otros tipos de pecadores. Tal predicación es necesario, "porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado," Romanos 3:20.

Si predicamos solo un mensaje positivo, debemos rechazar la mayoría de la enseñanza de la Biblia, y no veremos muchas conversiones sinceras, porque los pecadores no sentirán su falta de un Salvador a menos que prediquemos acerca de pecado y las consequencias del pecado. El Señor Jesucristo predicó más acerca del infierno que del cielo. El mundo piensa que este mensaje es negativo, pero debemos ser fieles en predicar el mensaje que el Señor nos ha dado, de modo que los pecadores entiendan que estan perdidos y deben ir a Jesucristo para ser salvos.

No debemos ser predicadores "positivos" como Sedequías - vamos a ser fiel como Micaías en dar advertencia a los pecadores perdidos, y en predicar todo el consejo de Dios, aunque el mundo dice que es predicación "negativa."

Hit Counter

VISITORS